La óptica avanzada es uno de los mejores aliados en biomedicina: los sensores ópticos son capaces de la identificación de regiones tumorales con extremada precisión.

Esta tecnología, llamada a revolucionar el tratamiento contra el cáncer, puede explicarse en pocas claves: somos capaces de utilizar la luz para localizar las células cancerosas que corren por el torrente sanguíneo. Al identificarlas y decir dónde están, se podrá analizar y diseñar un tratamiento específico para ese cáncer

El glioblastoma (GBM) es el tumor cerebral primario más frecuente en adultos y uno de los tumores más agresivos y letales. El tratamiento estándar hoy día es cirugía seguida de radioterapia y quimioterapia con temozolomida. El GBM es un tumor muy invasivo, lo que dificulta una resección completa. La región más problemática, desde el punto de vista quirúrgico, es la que corresponde a los márgenes del tumor.

Fotoglass, junto con IDIVAL, el HUMV, la Universidad de Cantabria y la empresa biotecnológica FOTOGLASS, ha patentado dos nuevos dispositivos basados en tecnología plasmónica – chip plasmónico – para la discriminación de las diferentes regiones tumorales, especialmente pensados para el GBM, en tiempo real. Concretamente, los dispositivos permiten identificar en tiempo real el tejido necrótico, tumoral y tejido peritumoral.

Los dispositivos permiten realizar determinaciones tumorales que no requiere preparación del paciente. Permiten también obtener información en tiempo real durante la intervención quirúrgica, de fácil interpretación, que ayudará al cirujano en la toma de decisiones. Los dispositivos pueden además incorporarse con facilidad a la dinámica habitual de trabajo en el quirófano.

El equipo multidisciplinar de trabajo responsable de este nuevo avance está formado por el Grupo de Señalización Celular y Dianas terapéuticas en cáncer del IDIVAL, el grupo de óptica de la Universidad de Cantabria y el servicio de Neurocirugía del hospital Marqués de Valdecilla. También participa en este dispositivo la empresa cántabra FOTOGLASS, especializada en óptica biomédica. FOTOGLASS es spin-off de la UC y colaborador de IDIVAL.

Estos nuevos instrumentos quirúrgicos son una clara manifestación de cómo la combinación de capacidades en neurocirugía, óptica y biomedicina es una buena fórmula para cosechar éxitos. Y, así mismo, se constata cómo el esfuerzo en transferencia tecnológica realizado por estas instituciones está dando frutos.

El equipo ya se encuentra en contacto con una empresa multinacional, especializada en equipamiento quirúrgico, que se ha interesado por los dispositivos.